30 junio 2014 - Mejor Rincon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

30 junio 2014

Notas de Prensa

larioja.com 30 junio 2014
¿Cuál es el mejor rincón de España?
Guía Repsol lanza el concurso digital el ‘Mejor Rincón’, donde los usuarios podrán votar cuál es su lugar favorito de los 17 seleccionados, uno por comunidad.

Por tercer año consecutivo, Guía Repsol, a través de su concurso digital el ‘Mejor Rincón’, vuelve a descubrir lugares absolutamente únicos por su paisaje, estética u originalidad que salpican el territorio español. Con esta iniciativa, Repsol muestra su apoyo al turismo nacional como motor económico y social fundamental para nuestro país.

Durante la primera fase del concurso los usuarios de Guiarepsol.com, principales protagonistas del concurso, han participado activamente, llegando a proponer un total de 1.034 lugares que aspiraban a convertirse en candidatos al ‘Mejor Rincón 2014’.

Entre todas las propuestas presentadas, Guía Repsol ha seleccionado 17 rincones, uno por comunidad autónoma. A partir de este momento da comienzo la fase de votaciones, en la que los internautas pueden votar entre los 17 lugares escogidos hasta el 26 de agosto, fecha en la que se darán a conocer las dos localidades finalistas.

El elegido en La Rioja

En La Rioja, el rincón elegido ha sido la Ermita de San Felices, un impresionante santuario que vigila a vista de pájaro desde un risco los viñedos y las bodegas de la Rioja Alta.

La ermita de San Felices tiene una panorámica que impresiona durante todo el año, pero especialmente el 29 de junio, día que se celebra en tan impresionante escenario la famosa Batalla del Vino. Desde esta afilada cresta se ve como el Ebro entra en La Rioja, atravesando las llamadas Conchas de Haro (un canal natural que el Ebro ha ido creando a su paso), y serpentea entre los viñedos como un gigante embriagado.

La ermita se alza sobre los riscos de Bilibio, a seis kilómetros al norte de Haro, donde primero hubo un castillo romano y luego, a finales del siglo V, hicieron vida retirada San Felices, cuya sobria efigie en piedra corona el cerro, y su discípulo San Millán. Más cerca del cielo no podían estar.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal