Cofradia - Mejor Rincon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cofradia

Con más de 350 años, cumplidos en 2005, la Cofradía de San Felices de Bilibio está hoy más viva que nunca. La intensa actividad que viene desplegando desde hace unos años, mediante la integración de la Rondalla Juvenil Harense (ahora Rondalla Juvenil San Felices) y el acuerdo de colaboración con YMCA, hacen que la Cofradía sea hoy un referente en la vida cultural y espiritual de la ciudad de Haro y su comarca.



San Felices, o Félix, el anacoreta, vivió a caballo entre los siglos IV y V. Se tiene por bueno que nació allá por el año 450 y que vivió cerca de 100 años, falleciendo en torno al año 550 de nuestra era. Bien pronto, en torno a su mayoría de edad, decide dedicar su vida por completo a Dios y retirarse a orar en el paraje hoy conocido como los "riscos de Bilibio".


Pronto alcanza fama de "hombre santo" entre los habitantes de los pueblos y aldeas cercanas y es en la mitad de su vida cuando Millán, un joven pastorcillo de Berceo que había oído hablar de Felices, decide ir a buscarle para que le instruya y le introduzca en la búsqueda de Dios por medio de la oración y la meditación. Más tarde, ya de vuelta en su Berceo natal, este pastorcillo, discípulo de San Felices, se convertiría en San Millán de La Cogolla.

Milagros de San Felices
Ocho son los milagros documentados que tuvieron lugar por la intervención de San Felices de Bilibio entre 1090 y 1091, con ocasión de la llegada de las reliquias al monasterio de San Millán
1.- El 6/11/1090, apenas llegadas las reliquias a San Millán y durante la solemne celebración de tal evento, un paralítico curó por completo su parálisis.
2.- El mismo día 6/11/1090 también curó de parálisis en un hombro uno de los hermanos legos de San Millán, llamado García.
3.- El 12/11/1090 un niño "tan raquítico y encorvado que tocaba la cabeza con los pies" , según cuenta el testimonio, fue llevado por sus padres desde Cortézubi (Vizcaya). El pequeño Julián, que así se llamaba, sanó por completo tras haber pasado toda la noche orando frente al arca con las reliquias de San Felices.
4.- El 30/12/1090 recobró la vista al contacto con el arca de las reliquias una cieguecita natural de Baños lamada Aurea
5.- También en 1090 un enfermo de cuartanas, que llevaba padeciéndolas durante 15 años, quedá sanado ante el arca. Se llamaba Juan, era hermano lego de San Millán y estaba al cuidado de la iglesia del monasterio.
6.- Un joven novicio del coro de San Millán, llamado García, paralítico, recobró el movimiento también en 1090, tras encomendarse a San Felices
7.- El domingo de ramos del año 1091, una niña natural de Puras, de Villafranca Montes de Oca sanó de su epilepsia, al ser llevada por sus padres ante el arca con las reliquias de San Felices
8.- El 15/05/1091 Recobró la vista ante el arca una ciega llamada Toda, natural de Pedrosa del Río Urbel

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal